08 diciembre 2008

“Yo lo llamo poesía y le dicen vanidad...”


Almería 2:05
Escribir antes del sueño, odiar al hombre, permanecer.
Linares-Baeza 10:37
Pausa. Detectives salvajes: la polla de García Madero.
Alcalá de Henares 15:22
Regreso con una maleta llena de libros y quemaduras en el pecho.

7 comentarios:

Marta dijo...

Hasta el B3, y más allá.

Pollas, quemaduras en el pecho y mañana clase de proceso. La vida te sonríe...

luna dijo...

Ya quisiera!







Sonrisa de Aristoteles.

Terrores Morales dijo...

Me acabo de enterar de todas las operaciones que hizo para saber de la ubicacion de Terrores Morales.

Sientome malvado, me duele el vertigo, y me escuece el terror al aborto.

Queria verla, aun terrorifico y todo.

B. dijo...

Parece que te ha vuelto el ansia de palabras.

B. dijo...

Jeje. Siempre es mejor eso que el silencio (bueno, no siempre). Yo recuerdo Madrid como un infierno que desciende y desciende y desciende...
Pero sospecho que tú sabes aprovechar esa ciudad mucho mejor que yo. Un abrazo,detective.

Paula dijo...

Aristóteles al acecho.

Madrid no es tal infierno, sólo hay que saber dónde meterse.

Anónimo dijo...

Aristoteles se escribe así, sin acento, porque es llana.

Nap. Las.