03 diciembre 2008

La route est noire, a perte de vue, je fais trois pas, la route n'est plus*


Cada día somos otro, pero siempre olvidamos que igual sucede con nuestros semejantes. En esto tal vez consistía lo que los hombres llaman soledad. O es así, o se trata de una solemne imbecilidad.
Álvaro Mutis


7 comentarios:

Helena dijo...

Petite putain!
Qué suerte la tuya. Yo acabo de venir de mi nueva casa de colocar algo de ropa. No sé donde me voy a meter. Ni a mis hijos ni a mi bici..
Como los gitanos me parece a moi.
Pásalo bien en Almería y si ves a algun engachao pégale una colleja de mi parte!
xxx

Marta dijo...

Cuatro ancianos complutenses. Fumando porros en el banco de en frente de la ermita del Val.

Paula dijo...

NO creo q sea soledad...la imbecilidad pega más...

Linkshändig dijo...

Odio las escenas así... Me parece como un futuro cercano que no quiero alcanzar. Llegar a la vejez y ser un estorbo social. Caer en la decadencia propia del ser humano...

Hope I die before get old.

Un saludo!!

Guille dijo...

Ser viejo no significa ser un estorbo social, al contrario, ser viejo significa poder dar la oportunidad a los demas de que no cometan los errores que cometiste tu

singingmorning dijo...

Me gusta la foto. Siempre he querido hacer fotos así a la gente en el bus por ejemplo, va todo el mundo con cara de estar pensando en sus cosas... pero claro no le vas a enfocar a la cara sin que se de cuenta XD

Además sé donde es eso!!
En la ermita!! Vale ya! si los viejos tienen porros que compartan! XD

Un besito Luna!
Café Bukowsky ya!

Clandestina dijo...

La marée haute...