22 octubre 2008

Enseñanza sin Esperanza.





6 comentarios:

ibrahim b. dijo...

Siempre he defendido el carácter lúdico de la revolución. Te debo otra cita en este sentido.

el lector dijo...

la esperanza es lo último que se pierde...

glups!, no sé si es adecuada en este momento esta cita...

: ) dijo...

No creo en nada. He venido por lo de la violencia.

Mia Wallace dijo...

ahi te dejo la dirección de mi blog! soolo tengo una entrada...es bastante penoso pero ya ire escribiendo mas cosas!!
un besote

Anónimo dijo...

PERSEO

Ibrahim, yo también. El problema se presenta cuando se queda en eso. La revolución necesita gente preparada y no sólo a los la usan como excusa de una edad.

Por supuesto, el capital para la clase obrera. El modelo económico actual es posible que haya fracasado. Pero se levantará, no nos engañemos. Hay que ser consciente del momento histórico que nos ha tocado vivir y hay que trabajar por mejorarlo desde la perspectiva del presente. No tiene sentido perderse en frases e ideales de otro siglo. Conozcámoslos, asumámoslos y defendámoslos como si creyéramos en ellos sobre todas las cosas. Pero seamos conscientes, en ese caso, de que lo que exigimos es un imposible. A partir de ahí, cambiemos el mundo.

Un beso, luna.

Anónimo dijo...

-"La crisis se debe al mercado de valores".

-¿Valores espirituales?

-¿Valores morales?

-¿Valores cientificos?

-"No, de los otros, de los que importan."

Adam Smith