07 octubre 2008

Ciudad nauseabunda.

La poesía es revelación. En el pecho del poeta danza su ronda toda la humanidad con su alegría y su dolor; y toda historia suya es un evangelio, en el que se anuncian todas las realidades profundísimas ue determinan una existencia o estado de existencia.
Hebbel

5 comentarios:

grande dijo...

cUántAS y cUÁntAs vEcES Me hE RePetiD0 yO lA FrAsE Del TíTuLo..............

josepayan dijo...

pues si pues si, todo poema es un versículo de un evagenlio, es verdad... quizás más verdad. En un verso hay mucho más.

bersos.

macuerdo de un artículo que leí hace muchos años, no se si en el "ajo blanco" que se titulaba "Madrid me mata".

Nacho Montoto dijo...

La ciudad, vórtice de miserias. Sí.

tournesols dijo...

ciudadtú.

joana dijo...

que foto tan bonita!