25 septiembre 2008

Primeras horas de cansancio.

He aquí la situación, señoras y señores, en que encontramos ahora al héroe de nuestra verídica historia, aunque sería arduo explicar lo que precisamente le ocurría.
Dostoyevski

7 comentarios:

ana dijo...

Nuestro buen amigo Fëdor...le debo el idiota...que es magnífico,también.Casi tanto como el jugador.

u minúscula dijo...

hasta cuando, Luna??? mándame tu móvil a mi mail, anda

Perseo dijo...

... a la "héroa" de nuestra verídica historia. Espero que disfrutes de esta etapa que se te abre, nueva y generosa.

J. Esteban dijo...

Bienvenida a las trincheras.

Gaviero dijo...

lo de verídica historia será un truco, no?

Tu hija dijo...

El truco del almendruco.

Pablo Sánchez Herrero dijo...

Sería una cita magnífica para que Melville comenzase "Bartleby, el escribiente"