05 abril 2008

2. Cueva cibernética


La voz de Almería, 5 abril, 2008


Tantas horas delante del ordenador no puede ser bueno, pero lo considero una parte más de mi formación. Internet devora librerías, museos, salas de exposiciones o recitales. Gracias a páginas como ‘Myspace’ he podido acceder a obras de artistas emergentes como Pesce Khete o Zosen entre otros. Mucha red, poco estudio, ése parece mi problema. Hay un abismo entre la maravilla técnica de ‘Blogspot’ y la arcaica textura del folio de apuntes, sobre todo cuando trata de lírica griega. A pesar de lo que muchos piensan, traducir latín o descubrir los secretos de Baudelaire en Literatura Universal no es una pérdida de tiempo, todo lo contrario: Humanidades y Tiempo son sinónimos, esto lo demuestra la literatura griega. Existe desde hace tanto que nunca se podrá formatear.
Estuve en el homenaje del ‘Aula de Poesía’ a Pablo García Baena. Como invitados a la mesa redonda asistieron Guillermo Carnero y Juan Antonio González Iglesias. Este último habló del mundo clásico y contó historias sobre héroes hermosos. Amar las ‘lenguas muertas’ en esta sociedad, se convierte casi en un acto heroico. Para algunos la poesía también está muerta. La poesía tiene mala fama, pero yo confío en ella. Recuerdo que el recital estaba lleno de estudiantes (asistían por recomendación de nuestro profesor de Literatura). Me pregunté si su iniciativa habría sido buena idea, a muchos podría resultarles aburrido. Y efectivamente, desde el primer momento, unos pocos alumnos no se callaban, a veces no nos dejaban escuchar: móvil, papel volador, carcajada… Guillermo Carnero y Juan Antonio no cuajaron entre la juventud. Al llegar el turno del homenajeado, viejo, pequeño, casi invisible, temí lo peor, sin embargo su voz débil, angelical, y sus más de ochenta años nos deslumbraron a todos. Allí estaba la poesía: un anciano desvelando el mundo cual Zaratustra ante sus invitados. El poeta era el paraíso, Juan Antonio era Roma, y el ‘Aula de Poesía’ una cueva cibernética de pantalla plana donde bucear horas y horas.

14 comentarios:

Leny dijo...

hacía demasiado tiempo que no me pasaba por aquí. y se me había olvidado lo mucho que me gusta leerte. hay varias cosas que me encantan de tu blog y te las voy a decir:
primero: pones cada día una canción (buenísima)
segundo: escribes en la voz de almería, y eso, no lo hace todo el mundo, y menos, como tú lo haces.
tercero: tus poemas fotocopias me han encantando.
cuarto: porque has escrito esto, y eso lo escribe cualquiera
"Un obstáculo.
Lo absoluto.
Me asomo y sólo encuentro tu abismo finito"
podrías seguir así, pero me voy a la playa :) un beso. debo de pasarme más por aquí. muac

Luna dijo...

Muchísimas gacias amiga,

aquí te espero.

Camisas dijo...

Hola, he escrito un libro muy cachondo que se llama Federico Verano Caliente, hace pocos meses salió publicado, para más información: http://federicoveranocaliente.blogspot.com/

anticasitodo dijo...

da gusto leerte

ana dijo...

jajajajaja
¡amo a jagi¡ aunque yo no tenga la ciudadanía.
besotes, doña

ana dijo...

¡ah¡
omnia gallia divisa in partes tres

Salar dijo...

See Please Here

tournesols dijo...

¿Qué tal todo Lu?

Anónimo dijo...

Tan bonito eso que cuentas.

Moon dijo...

Gracias anónimo. Ojalá pueda contar muchas cosas bonitas más.


Laura: Lú está feliz.

Ana Doñi: Jagi-gi-gi.

Anticasitodo: Gracias!!!!!

nunca dijo...

Nunca podremos superar lo clásico, solo podemos interpretarlo. Así que lo apropiado es adorarlo e irradiar poesía de la poesía, como tú.
saludos luna

Perseo dijo...

La poesía no interesa, luna. Realmente, nunca ha interesado, al menos, no a la mayoría. Es cosa de unos pocos. Por suerte, no necesita mucho más que a esos pocos.

En España no hay más de 500 lectores "reales" de poesía. Sin embargo, las editoriales y los premios literarios reciben miles de poemas con la esperanza de la justa causa de la publicación. Esa es nuestra España. A la cabeza de Europa en consumo de drogas y a la cola, en índice de lectura. Se sigue leyendo igual de poco o de mucho -según se mire- que siempre, pero se venden más libros que nunca. El libro se ha convertido en el regalo perfecto de la clase media: barato -al menos, en términos absolutos-, deja en buen lugar al que lo regala y ofrece un número casi infinito de posibilidades.

samsa777 dijo...

Buena racha, Luna. Cómo me alegra.

Besos

Madame X dijo...

Si la poesía es tan minoritaria, es por que no se enseña debidamente en las escuelas. No se enseña a paladearla como el buen vino... despacio y abatiendo los párpados para revivirla.

De todas formas, se lee mucha más poesía de lo que se dice. La prueba está en lo frecuentados que están los blog's de versos y poetas. La prueba está aquí.

Ha sido una muy grata sorpresa descubrirte, Luna... Y deduzco que, además, compartimos geografías.

Un beso.

X