21 abril 2008

4. Fisiología esférica



La Voz de Almería, 19 de abril, 2008.


El Bohemio es capaz de encontrar una cita adecuada para cada situación. Siempre que salimos por el centro acabo pensando que mi vida es una novela repetida para cuyos segundos ya existe un verso, una escena trágica o una melodía. Por eso no quedo mucho con él, me da miedo esa capacidad suya a la hora de interpretar el mundo. A veces se convierte en una especie de psicólogo-poeta que adivina y dramatiza mis escenas. Aún así es uno de mis mejores amigos. La semana pasada me acompañó al cine. Teníamos entradas para ‘La carta esférica’. La verdad es que no nos entusiasmó demasiado pero al menos pudimos conocer a Carmelo Gómez, actor que ya me había impresionado en ‘Vacas’ de Julio Medem y que además, en persona resultó ser muy agradable. Antes de llegar al Teatro Cervantes el Bohemio y yo tomamos café, hacía al menos tres semanas que no nos veíamos y los temas de conversación pendientes se acumulaban. Primero me contó el viaje a Italia con su compañía de actores. Me habló de discusiones y peleas entre el Pianista y el Ruso, y de sucesos nocturnos en los garitos de jazz venecianos. Después me preguntó por la Almería reciente a la que no echaba de menos. Le contesté que aquí todo seguía como siempre, los mismos vagabundos, el viento, las mismas olas… Le anuncié mi nuevo trabajo como columnista imaginaria en un periódico local y se quedó sorprendido. “Qué locura”, dijo, “vendiendo imaginación. El trabajo del periodista consiste en contar la verdad, no en inventarla”. Me miró serio, como cuando busca en su mente circense una cita correcta, y afirmó: “deberías vivir en guerra con los hombres y en paz con tus entrañas”. El Bohemio tenía razón. Una cosa es el poeta, el inventor, aquel que, como escribió Machado, vive en paz con los hombres y en guerra con sus entrañas; y otra cosa muy distinta es el periodista, que cuenta el mundo tal y como es. Esa noche, en el Teatro Cervantes, atendí más a aquella idea que a la película de Imanol Uribe. Ni periodista, ni poeta: yo era una mentirosa más en busca del bergantín hundido.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Escribes bien, Luna. Ahora me falta creerme lo que dices. Esas escenas donde tú y tus amigos os codeais con Faulkner y recordais versos de Machado y todo el rato estais en cineclubes, racitales y asistis a largas puestas de sol... uff, cuando te liberes de todo eso, cuando te liberes de todo eso...ay, cuando te liberes de todo eso.

Sr.C dijo...

Está genial tu forma de escribir, no hagas caso.
¿Quién ha dicho que no es real lo que cuentas? Yo sé que es cierto. He visto muchas veces al pianista, al bohemio y al ruso. Sólo hay que querer verlos.
Si anónimo hubiera leído bien a Cortázar sería menos incrédulo.

Mañana se cumplen diez años de la muerte de Octavio Paz. Piedra de sol para ese día:

"corredores sin fin de la memoria,
puertas abiertas a un salón vacío
donde se pudren todos lo veranos,
las joyas de la sed arden al fondo,
rostro desvanecido al recordarlo,
mano que se deshace si la toco,
cabelleras de arañas en tumulto
sobre sonrisas de hace muchos años"

Luna dijo...

http://www.fotolog.com/luna_haze/44072417

Os presento al Ruso disfrazado en carnaval. ¡El ruso con una rosa!Eso sí que es ver para creer.


Un beso, Curri!

Anónimo dijo...

Hola, soy un anónimo, pero no el de antes. Quería decir que cada vez me gustan más tus artículos: el primero no fue lo que esperaba de ti pero el nivel va en aumento, sin duda. Me alegro, es un placer leerte así. :-)

en cuanto al anterior anónimo, he de decir que le comprendo y que, precisamente, pienso que citar a Cortázar en este momento no hace más que beneficiar su opinión: todo esto de la vida cultural que llevas, Luna, hace pensar en una juventud un tanto elitista, como en una burbuja... (Hace pensar.. yo, por mi parte, sólo sé de ti lo que tú nos cuentas aquí..)

Sin embargo, me parece que la actitud de anónimo es algo intransigente: muchas veces, la vida real está más en los libros, o si se quiere, los sentiminetos más auténticos están más en la poesía que en la calle. Y, aunque no fuera así, afprtunado aquél que puede divertirse y gozar de su tiempo con El Bohemio, El Ruso o cualquier personaje algo salido de la media... Desafortunadamente, la media es la gran mayoría y seguro que Luna (porque ahora sirves de ejemplo, lo siento, de verdad) se topará o se habrá topado ya tarde o temprano con ella, con la media, con la mayoría.

En fin, siento haber escrito tanto.

Un beso a Luna, y un perdón por este rollo.

Anónimo dijo...

Luna, dios mio, te dije que se iban a dar cuenta. Oh, ¿no es evidente que no se lo creeria nadie?
-Tu escribe tu vida, o al menos di verdades. Pero madre de dios has tenido que ser una embustera, vaya.

Ahora no vengas con lagrimas negras.

Fdo: Woody, pata de palo, Allen.

Dios en albornoz dijo...

Doy fe de que todo es mentira, vi como no ocurrio.

Enrique dijo...

Luna vivio eso hasta que se demuestre lo contrario. Y por mucho que sean atrozmente importantes y merecidos de tener en consideracion todos los testimonios en contra de sus anecdotas, no lo son lo suficiente para afirmar que no existen, pues ella todavia va con confianza a la iglesia.

seul dijo...

No es cuestión de verdad, es cuestión de verosimilitud. Y aquí, en este artículo, hay más palo que carne.

odette-odile dijo...

cuanta gente pesada abunda. porqué no le dejarán a una que escriba y viva como quiera. es de muy mal gusto recomendar lo contrario. seguro que los anónimos son de algún hombre de estos que lo sabe todo. sin embargo te recomienda mediocridad. que se meta la lengua por el culo. lo siento. pero tenía que decirlo.

José Antonio Garrido dijo...

Hola, Luna. Felicidades, otra vez, por tus columnas. Me gusta mucho cómo escribes.

En tu artículo de esta semana hablas de "la Almería reciente". Dile al bohemio que si quiere acercarse a esa Almería y a otras muchas Almerías, que se de un paseo por Almería, crónica personal, de Orejudo. En él, incluso aparece alguien que se parece a ti y que llega a Almería con sólo tres años y del brazo de sus padres, que también huyen, como el autor.

Anónimo dijo...

Hola Luna!!

Soy Farrah. Una preguntilla: tú sabes cómo puedo conseguir la película "Ghost world"? Ya tengo ganas de verla y he intentado buscarla en videoclubs y no, he intentado buscarla en e.. bueno, en ese sitio ilegal donde NO me bajo música y películas.. ejem.. y tampoco. :-(

A ver si puedes ayudarme un poco. Oye, me encanta lo que estás haciendo.

Mmm... tengo un blog nuevito y timidillo todavía, pero aquí te dejo la dirección:

www.elblogdeunacronopia.blogspot.com

Un besín!

Farrah

ana dijo...

Señorita, estoy orgullosa de usted.Un besote, es precioso.

Julio Castelló dijo...

Alguna gente tiene la fea manía de enseñarnos a vivir para que entendamos de una vez por todas su mediocridad. Ni el que roza el timón de cola de la poesía ni el que se revuelca en el barro tienen tal vez otro modo de saberse en este mundo. Yo a lo mío, tú a lo tuyo.
...
Me encantan tus artículos (también).

a p n e i c a dijo...

Los que no saben ver más allá de sus narices se creen que nos hacen un favor recordándonos que la tierra es plana y todo es mediocre. Pero en realidad nos lo dicen porque tienen miedo de nuestra fe, porque les revienta que podamos ver cosas que ellos no ven porque se rindieron.

No todos los viejos se merecen respeto, sobre todo si son viejos refunfuñones de la mente. Que se lo ganen como yo intento ganarme el mío propio derramándome cada mañana como una obediente niña grifo.

Éste era el bohemio que me presentaste cuando aún no había leído esto. Si volviera atrás diría "un placer". Pero tenía tanto miedo aturdido a las espaldas como latidos en el corazón. ;)

un beso,

a p n e i c a dijo...

por otras cosas, ya sabes.