09 enero 2008

Regalos de navidad.





La tumba del mundo.

4 comentarios:

el arlequín herido dijo...

No llores, niña.

No vale la pena llorar, de verdad.

Anónimo dijo...

Nada mejor que pasear París escuchando a Telephone.

Sr Curri dijo...

El pañuelo de estampado de leopardo es super guay, jeje.
Felices reyes, ¿qué fue de tus converse rosas?

Luna dijo...

Yo sólo soy el conductor.