02 noviembre 2007

Carta a nadie. Nº2

Nos gusta sentarnos en los bancos del parquecillo, vamos todos los recreos a fumarnos un cigarro y a hablar de nuestras cosas. El otro día mi amiga Marina me contó que Laura, su hermana, está insoportable últimamente, “desde que cumplió trece años no para de comprar revistas para adolescentes, a veces nos peleamos y me dice que mis amigas y yo nos creemos muy listas, muy revolucionarias, y que hablando de política no cambiaremos el mundo”. Marina me hizo pensar en mis trece años, entonces no me preocupaba demasiado la política (prefería chicos guapos y pintauñas). Los trece años fueron una época extraña: guerra de Irak, manifestaciones, atentados en Madrid, el sufrimiento de todos los que me rodeaban; quizá fue aquello lo que me llevó a aprender esos gritos de libertad que muchos cantábamos. Ahora me parece triste haber conocido el mundo de aquel modo.

El otro día, después de clase, volví a casa y me senté a comer con mis padres. En la televisión estaba otra vez Rajoy, diciendo que eso del cambio climático era una tontería. Hay cosas más importantes, dijo, no podemos cambiar el mundo.
Me resultaron curiosas sus declaraciones, sobre todo pensando que horas antes una niña de trece años pronunció esas mismas palabras casi como una premonición. Imaginé con escalofríos a Laura y Rajoy tumbados en el suelo de una habitación cerrada, entre posters de estrellas de Hollywood y canciones pop. A Laura aún le queda tiempo para disfrutar de la vida mientras la descubre. Sin embargo Rajoy está ahí arriba, con la pretensión de hacernos olvidar lo que verdaderamente nos trajo aquí.

14 comentarios:

el lector dijo...

vamos a ver. la niña tiene 13 años, con 13 años hay muchos años por delante. la niña es una niña hoy, pero pronto será otra persona -no es cierto?-. además, de la niña no sabemos que tenga primos...

esperanza es lo que lo queda a la niña, pero q no se confíe..., si sigue así acabará como el primo del primo de Rajoy, el pobre...

cambiamos el mundo y el mundo nos cambia, así es la vida

Cesc dijo...

Ya lo decía Lenin, la etapa última del capitalismo es la infantilización de la sociedad.

Pero Luna, siento decirte que has herido mis sentimientos al tener que imaginar a Rajoy escuchando canciones pop con una niña... que yo soy popero de toda la vida y no soy de derechas :) Aunque supongo que te referías a las estrellas esas americanas tipo Britney y los grupos de chicos metrosexuales. Porque yo creo que el grupo que ha sabido llevar mejor la política al terreno de la música era McCarthy (http://rafagaspop.blogspot.com/2007_05_01_archive.html, 1-9 de mayo) y ellos eran muy pop, me refiero a que tenían melodías pegadizas y sus canciones eran alegres y saltarinas.

Un abrazo,
Cesc.

Pd: perdona la autopromoción :P

Luna dijo...

Efectivamente me refería a "ese pop". Jiji.


Un beso.

Nacho Montoto dijo...

EL problema no es Rajoy, ni Zp, ni el otro querida Luna, es la educación, el problema no son 13 años ni 30, ni 80, es la educación. La mala educación.

Besos!

ana dijo...

besos

Maravillas dijo...

Nos llaman las defensoras del pueblo.

Así llora la gente:
De espaldas al mundo.

(Me encantó)

farrah dijo...

Vuelvo a quitarme el sombrero.

Un beso

hombredebarro dijo...

Luna, te invito a leer el texto titulado Vegetales que aparece en http://xrisstinah.spaces.live.com/
Tiene que ver mucho con tu reflexión.

txe dijo...

la imagen de Rajoy tumbado en el cuarto es brutal. y desternillante.

saluditos!

Luna Miguel dijo...

Muchas gracias chicos.

Julio Castelló dijo...

Es normal que entre la chiquilla de 13 y el politicastro de turno haya coincidencias. Al uno le falta crecer; al otro, un hervor.

grande dijo...

GrandE suscribE TodO lo ANteRIOr!!

lUNA/gRAnADE!!!

Manu dijo...

Siendo Rajoy pienso yo que da igual. La gente hace mas caso a Paris Hilton, Jaime Cantizano... y to la pesca, como alguno destos afirme lo que rajoy estamos perdidos.

Gwendoline dijo...

La imagen de la niña de 13 años y Rajoy, podría ser claramente una viñeta =)