22 noviembre 2007

Apuntes de clase de Griego. O tristísima noche.



Miré hacia atrás
y estabas tú,
hablando con amor
sobre la antigua Grecia.

Y estabas tú
como la noche,
adivinando el futuro
de mis manos.

Y los sentidos.
Y el corazón.
Es posible que nadie más lo viera.

6 comentarios:

samsa777 dijo...

La mirada: el pasado y el presagio.

Cesc dijo...

Ánimos. ¿Por qué no escuchas a Stereo Total?

Anónimo dijo...

tras rozar las nubes
la flecha se deja caer
buscando su propia sombra
.
.
.
ay

grande dijo...

grande!!!!!!!

Zapatos Rojos dijo...

terriblemente bella!

Pepa Cobo dijo...

Buena foto esta y un buen poema.