11 octubre 2007

DOCE DE OCTUBRE

a Jacinto

El doce de octubre de 2001 debuté en la diabetes y desde entonces no hay día en que no tenga que atravesar mi piel con una fina aguja de insulina. Recuerdo perfectamente aquel día; el olor de la sala de urgencias y los labios secos de deshidratación: eres diabética, señorita, aseguró la enfermera. No me sentí orgullosa, ni patriota, ni española, sino una pobre desgraciada más con las venas demasiado dulces.

Dos años después, un doce de octubre, me senté en el sillón de Ángel y Teresa en Capileira. Mientras miraba al fuego empecé a escribir en un cuaderno que horas antes me había comprado en alguno de los otros pueblos cercanos. Era un cuaderno azul, Made in Nepal, entonces fue cuando ocurrió: mis primeros versos, mi primer poema; y no me sentí española, no me sentí patriota, sólo alguien más con la necesidad de deshacerse del dolor que llevaba dentro.

El año pasado, en Niza, el doce de octubre a la una de la tarde me enamoré de un loco, olvidé Nepal y la insulina y dejé que me hicieran daño. No era española era extranjera, no era patriota, estaba triste. Otro año más con el corazón abierto.

Mañana no sé qué ocurrirá, señor Rajoy, usted puede salir a la calle con banderas de colores, usted puede gritar cantos que a mí no me dicen nada. Yo celebraré la tristeza, el recuerdo, el exceso de azúcar, celebraré el azul de Niza, y los versos antiguos. No me diga lo que debo hacer con mi tiempo señor Rajoy, el doce de octubre usted tampoco será nadie.


http://husmee.com/index.php/doce-de-octubre/

17 comentarios:

apneica dijo...

que no os digan quién sois
que no os juzguen los que necesitan enamorarse de la casualidad de haber nacido en alguna parte, porque el miedo a no ser lo bastante grandes en este mundo enorme que no conocen les hace agarrarse a trozos de trapo ondeantes e ideales que parecen más una paja mental que un deseo de realizarse

piénsalo, ahora podrías estar en cualquier parte, en una latitud distinta, con la luz tocando el suelo de un modo diferente. eso deja la cantidad de posibilidades a un grado infinito limitado por cuántas seas capaz de imaginarte. la libertad es la cárcel más grande de todas las cárceles, pero es mi cárcel favorita.

que gustazo leerte y saber lo que dices




pd: antes me ponía tu video de "con la lomo soy felíz" porque me gustaba y para escuchar la canción... ¿me mandarás la canción? XD

Nacho Montoto dijo...

Con la luna por bandera.

samsa777 dijo...

Y nadie es nadie nunca.

Lo demás es envanecimiento.

Feliz, o no, doce de octubre.

narvala dijo...

Hola Luna,

yo no me inyecto cada 24 horas, lo hago cada 48, no soy diabética, ni me inyecto insulina pero tengo esclerosis múltiple y me meto interferon y si te digo la verdad recuerdo el mes pero no el día exacto en que me dieron la noticia. Fue en un hospital de Francia, el médico me dijo tiene usted una enfermedad muy grave y el taxista que me llevó hasta Lille se fue corriendo.Dicen que lo que no nos mata nos hace más fuerte, y conociéndote sólo un poco me lo creo.

narvala dijo...

soy otra vez yo, ahora que lo pienso, fue el 14 de febrero, día de los enamorados, todo Amiens lleno de corazones y rosas. ¿Será por eso que detesto tanto San Valentín?
Un beso

Julio Castelló dijo...

Lo dicho: como los gatos... que siempre caen de pie, con sus siete vidas y sus uñas retráctiles.

Carlos dijo...

Precioso, Luna. ¡Gracias por escribirlo! y no podría estar más de acuerdo: somos extranjeros en casi todo.

farrah dijo...

Una pasada. Te suelo visitar y hoy me has dejado boquiabierta. Yo el doce de octubre celebro que entro a las 6 a trabajar. Yuju.

Luna dijo...

Gracias Farrah,
cuánto tiempo sin saber de ti.
Un abrazo.

Cesc dijo...

De lo mejor que he leído suyo... me ha dejado realmente impresionado. No estoy acostumbrado a tanta sinceridad. Yo también celebraré mañana el exceso de azúcar.

María S. dijo...

Parece que a todos nos ha de tocar siempre un pequeño infierno. Yo, en vez de inyecciones, pastillas de por vida.

Me ha gustado mucho el post, sobre todo el final. Besos!

María S. dijo...

Por cierto, la mitad de mi familia es de Capileira, ¿te gustó?

La niña perdida dijo...

Brutal!
Sin palabras, sin aliento...
Me encanta este sitio!

=)Besos

Anónimo dijo...

Belle réponse!Les poètes ont toujours raison!
Marie Jo et moi t'envoyons un peu du bleu de Nice.
On t'embrasse
AF

odetteodile dijo...

una carta preciosa

feliz lo que queda de quince de octubre

Pepa Cobo dijo...

Brillante Luna:
Me ha encantado leerte...y nunca mejor dicho.
No sabía de tu dulzura, la cual no necesita insulina, tampoco de tus dotes como escritora,innatos -como no es de extrañar-, ni de tu fuerza. Recordaré este 31 de Octubre como el día en que te conocí un poquito.
El 12 de Octubre del 95, nació mi gato Silvio debajo de un lavadero, le quise mucho y un día se marchó.
El 12 de Octubre del 39 nació alguien muy especial para mí y el 12 de Octubre de 1492 se celebró la conquista de américa, este último dato es el menos optimista.
Los doces de Octubre siguientes que recordaré serán los que Luna anotó en su diario. Me pregunto qué fue de especial ese 12 de Octubre del 2007 para ti. Espero que tuvieras al menos un momento para sentarte en la orilla y contemplar el mar.
Un besito muy fuerte.
Pepa Cobo

Anónimo dijo...

Luna, ¿qué te ha pasado? escribías muy bien antes. ¿Qué te ha pasado?