16 enero 2007

SOBRE LA JUVENTUD

Mi madre no ha tenido juventud, mientras las niñas de su edad salían a buscar novio a los pubs más cutres de Alcalá, ella me cantaba nanas en la cuna de la sala de estar.
Mi madre se hizo adulta demasiado pronto. Quizá por eso ahora está tan guapa. Tan sonriente. Quizá en su extraño organismo el proceso sea inverso al del resto de las personas, al mismo tiempo que nosotros envejecemos y nos hacemos feos, ella rejuvenece, se levanta de un salto cada mañana y baila con la radio puesta.
Por eso cada día que pasa soy más parecida madre y mi madre es más parecida a mí. Me ha estado esperando tanto tiempo que ahora tenemos la misma edad y lloramos por las mismas cosas estúpidas que nos rozan un poco el corazón.



Creo que no quiero crecer nunca.

15 comentarios:

srcurri dijo...

Jolin, que bonito.
Voy a llamar a mi madre ahora mismo yo tambien.

M dijo...

Y yo quiero que sigas así, con el corazón en la mano, que arde. Jo, me ha encantado, y eso qeu no eres mi hija.

Nacho Montoto dijo...

Muy bonito!

gaviera dijo...

esa es mi niña¡¡¡¡

Laety dijo...

Joli témoignage que tu fais à ta mère, montrant que l'on peut rester jeune tout en vieillissant aussi. C'est la philosophie, le regard que nous portons sur elle qui implique que nous sommes ou pas jeunes dans notre tête. J'aime beaucoup la manière que tu as de décrire ta mère même si la langue m'échappe un peu, j'ai saisis le sens de ton message quand même... Gros Bisous !!!!

maria dijo...

:)

y ver juntas amelie y emocinorse tontamente.

genial.

Elena dijo...

Guapas y felices y chispeantes gavieras ambas. Ssssmuak.

Anónimo dijo...

Hola Luna cómo va todo? Me ha encantado lo que has escrito a mamá. Lo que me ha extrañado es no ver una erriko foto donde se me ve a mí cuidándote con ojeras y los gavieros tumbados en un sofá discutiendo sobre la idea de crear una revita literaria con nombre de batracio. !Qué locura! Bueno, después de esta estupidez sólo quiero mandarte un beso. ¿Sabes que sigo mirando a la Luna cuano te pienso? Ahora también lo hago con Paola. Estoy deseando leerte y ver todas esas fotos.

el lector dijo...

Estamos de acuerdo en que tiene un extraño organismo, pero también en que nos hace reir!!!

Envidia de madres y envidia de hijas. En fin, soy así, rencoroso y traicionero, ya lo sabes.

Dushmont dijo...

Bueno seguro que en los pubs de Alcalá sólo había gañanes. Y tú ahora le puedes decir eso. Algo que yo nunca diría a mi madre. Yo sólo le diría "déjame en paz!"

Perseo dijo...

Precioso, luna.

Deja que tu madre te sueñe y te invente. Luego mírale a los ojos y róbale otra vez sus noches. No sé si la harás feliz, pero sonreirá. Luego dale un beso y vuélvete a dormir.

Sigue siendo luna.

Luna dijo...

Gracias señor perseo!!!

Dulce ARSÉNICO dijo...

Mirar desde los destellos del alma a una madre es tener la constancia de que la vida tiene aún momentos mágicos, vaya regalo con letras...

Emiliohm dijo...

Me he identificado mucho con tu situación, tanto por mí como por mi madre. Un placer leerte, saludos.

apneica dijo...

se me cae el moco...