23 junio 2006

JAVIER RODRÍGUEZ MARCOS




FRÁGIL

Como si fuese a escaparse de las manos...
A desvanecerse ante la mirada del lector.
¡Ya lo avisa, frágil! Pasa sus hojas con cuidado, examina sus palabras con guantes de látex y una lupa.
Descubre el filo de sus cristales atravesándote la nuca, después de tanta belleza.









TODO

La resaca de todo lo vivido
como un charco de culpa.

Por pedirle a la vida
más de lo que esta ofrece,

este dolor es todo
lo que tengo,

este dolor es todo
lo que yo puedo darte.

Poema: Javier Rodríguez Marcos de Frágil, Hiperion 2002

2 comentarios:

apneica dijo...

versos i n q u i e t u d
versos la vi da mis ma

Laety. dijo...

Quiero esta poema.